Dedicados exclusivamente al sector inmobiliario de Madrid

Sofimar finca Fuencarral salón
13 diciembre, 2016

Tu casa en la ciudad, esa en la que no vives pero sí, habitas

¿A que parece el título de nuestro próximo libro? Si, si. No os sorprendáis porque llegará el día en que editemos el primero, pero mientras llega ese día escribimos aquí para contaros diferentes noticias alrededor de los temas de pisos, chalets, oficinas e inmuebles en general.

¿Alguno de vosotros vivís en una ciudad más pequeña que Madrid, o en un pueblo cercano? O bien ¿conocéis a alguien que venga a Madrid solamente por unos días al mes? Porque existe un grupo numeroso de personas que arman «una base de operaciones» en las grandes ciudades pero viven fuera de ellas. Sólo vienen a la gran ciudad por motivos específicos: negocios, escapadas a visitar familia, una boda o evento de empresa. Esos motivos muchas veces son suficientes para mantener un apartamento propio en la ciudad en lugar de gastar dinero en hoteles y comer fuera todos los días.

Y aquí llegamos a la parte que nos ocupa: ese apartamento también es vuestra «casa», es un sitio al que le ponéis cariño y vuestros sueños, por qué no. Decimos que es «nuestro» aunque no estemos allí todos los días. Y por eso queremos habitarlo como Dios manda.

Estas viviendas suelen ser pequeñas y funcionales. Se adaptan a la necesidad y al uso más frecuente, y basándonos en nuestra experiencia en restyling de casas para vender o alquilar hemos creado una lista de consejos que sabemos serán muy útiles si estáis en esta situación. Tomamos de referencia detalles necesarios para pisos pequeños de entre de 30 m2 y 38 m2 habitables.

1. Tipos de suelos más limpios

Por ejemplo, un matrimonio cacereño viene a Madrid una vez al mes. ¿Los motivos? Nietos y actividades laborales. Sin más pretexto que este compraron un piso al que arreglaron a su gusto, empezando por los pisos. Como las alfombras juntan mucho polvo, decidieron levantar la moqueta y — ¡oh, sorpresa!—, debajo se encontraron con un precioso parquet de madera natural. La empresa contratada para salvar el piso lo dejó impecable, reparando las tablas que estaban malas y lo ha protegido con un sistema de hidrolaqueado, el cual permite que se limpie con un paño húmedo y ya.

espejo-de-madera-de-paulonia-blanco-al-90-cm-emeline-1000-5-33-159482_1

Fuente: espejo de Maison du Monde

2. Potenciar toda la luz natural

Siempre que se pueda, un punto importante a tener en cuenta en toda la casa es aumentar  la luz natural del piso. Una solución es recurrir al gran comodín del espejo enmarcado a tono con una mesa auxiliar. La idea es integrar visualmente la entrada al salón para realzar el blanco de las paredes y puertas.

Las mesas o percheros en la entrada de la casa son muy prácticas porque es donde descansan todas esas pequeñas cosas que llevamos encima y no queremos olvidar. O simplemente no tienen un lugar de guardado específico dentro de esta casa, sobre todo en este tipo de distribución de pocos metros.

En los pisos pequeños recomendamos las gamas de colores claros para los muros, tierras -si preferís los colores cálidos-, o bien blancos «sucios» o grises -si preferís tonos más neutros.

sofimar-piso-peq-01

3. Ganar en amplitud, espacios semiabiertos

Al ser un piso de uso ocasional y de pocos metros renunciar a un comedor completo y priorizar el salón es una buena opción. Evitar muebles voluminosos le da amplitud y aprovecha la luz y el blanco del ambiente. Tendréis así mucho más espacio en el cuarto de estar. Luego podemos buscar los contrastes de color en los detalles como los cojines, los cuadros y mesillas.

Respecto a esta pregunta que nos hacen a menudo «¿Dejo todo abierto y tiro todas las paredes divisorias del piso, o dejo alguna?» solemos decir que es importante cómo os gusta habitar el espacio, es decir, que reflexionar si para vosotros es necesario conservar un espacio de privacidad. Por ejemplo, en estos pisos pequeños: la habitación para dormir.

Cocina semiabierta

Cocina semiabierta

4. Pocos muebles. Todo a la vista

El mismo criterio anterior podemos seguir para la habitación y la cocina. En el dormitorio se ganó amplitud quitando el armario. Un paso fundamental para aprovechar si es que no lo tiene empotrado o fijo a las paredes. La solución para acomodar toda vuestra ropa es un moderno perchero colgante, sillas y cajas, todo a la vista. Como la ropa en los desfiles de moda.

En la cocina se puede obtener más espacio con una nevera pequeña debajo de la encimera y armar un desayunador abierto al salón con sillas altas que, además, solucionan el momento de las comidas.

32 m2 y un cartel que dice: «El hogar está donde está el corazón» –Plinio el Viejo

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>